La primera menstruación ocurre alrededor de los 12 años de edad. Pero antes, comienzan a aparecer en la niña algunos cambios que van avisando que el desarrollo ya comenzó. Te contamos cuándo es necesario consultar al médico

Por: Dra. Carmen C. Mantellini
7 Ago, 2022 - 12:45 pm

Una causa frecuente de preocupación en las niñas y en sus padres es la falta de menstruación. La necesidad de las niñas de entrar en las conversaciones con sus padres en relación al sangrado menstrual, al uso de las toallas sanitarias e incluso en relación al dolor hace que no desarrollarse o aún no sangrar sea un motivo de angustia no solo para la niña; sino también para sus padres o representantes. De ahí que sea importante conocer qué es lo normal y sobre todo cuándo es importante consultar.

Por lo general, la primera menstruación ocurre alrededor de los 12 años de edad. Pero antes, comienzan a aparecer en la niña algunos cambios que van avisando que el desarrollo ya comenzó. Dos años antes de la primera menstruación aparece el botón mamario, que es lo mismo que la aparición de relieve en el perfil corporal de las niñas. Muchas de ellas desean usar protectores para disimularlo y nos indica que ya inició la producción de estrógenos.

También inicia la aparición de vello en el pubis, grueso, denominado también vello terminal.

Cuándo es necesario consultar al médico?

Si ya han pasado dos años de la aparición de estos caracteres secundarios, bien sea la aparición de vello púbico y en las axilas y aumento de las mamas sin menstruación, es necesario consultar.

También es cierto que sí a los 13 años si no hay aún menstruación o no ha iniciado la aparición de los caracteres secundarios de los que ya conversamos, es mandatorio consultar.

Las causas más comunes son el retraso constitucional, esto es, que todo está bien en la niña; pero su sistema va a madurar un poco más tarde que al resto, el síndrome de ovarios poliquísticos y la anorexia nervosa en aquellas niñas afectadas por la apariencia en general.

Es muy importante la conversación con el pediatra, para identificar si ha habido talla baja en relación a su grupo familiar. Algún antecedente de importancia o incluso el uso de ciertos medicamentos.

En la primera evaluación es muy importante, la realización de ecosonograma pélvico e incluso Resonancia Magnética de pelvis en casos más complejos o difíciles de evaluar. Y en algunos casos es mandatoria la realización de cariotipo, para estar seguros del sexo genético de la niña.

Adicionalmente solicitamos exámenes de laboratorio para guiarnos en sus causas más frecuentes. Si deseas conocer mucho más de este y otros  temas te espero en mis redes sociales @Dramantellini.

NOTICIAS RELACIONADAS
¿Parto natural o Cesárea?
Las pacientes primerizas sobre todo, se hacen esta pregunta a lo largo del embarazo, y lo cierto es que no hay una respuesta igual para todas. La vía del parto es...
Seguir leyendo
Alzheimer o cambios típicos de la edad: Mira aquí las diferencias
En el mes de septiembre, donde hacemos más visible esta enfermedad, es adecuado saber cuáles son los primeros...
Seguir leyendo
Apoyo psiquiátrico: Necesario para enfrentar una cirugía
La primera noche en el viejo hospital resultó muy difícil para Maturín; le fue imposible conciliar el sueño, repasaba en su mente todas...
Seguir leyendo
El Alzheimer, la nueva epidemia del siglo XXI
El Alzheimer es la principal causa de deterioro cognitivo en el mundo y una de las 10 principales causas de discapacidad, dependencia y...
Seguir leyendo
Anemia en la mujer y sus implicaciones ginecológicas
La anemia es una condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos o hemoglobina en relación con los valores normales....
Seguir leyendo