Una de las ventajas de estos métodos anticonceptivos, es que al estar dentro del útero, no requiere que la usuaria se acuerde de tomarlo

Por: Dra. Carmen C. Mantellini
4 Sep, 2022 - 3:24 pm

Los dispositivos intrauterinos como su nombre lo indica, son dispositivos que se insertan en el interior del útero y que pueden ayudarnos a prevenir embarazos no deseados. Así como también a controlar tanto el volumen del sangrado como el dolor que acompaña la menstruación.

Muchos son los mitos alrededor de los mismos, que ha evitado que muchas dejen de preferir su uso sobre otros métodos; y corre de boca en boca frases como que alguien que conocemos quedó embarazada aún usándolo.

Lo cierto es que es el método anticonceptivo de emergencia más efectivo y que puede usarse a mayor número de días posterior a la relación sin protección. Su efecto es inmediato y el retorno a la fertilidad ocurre también inmediatamente posterior a su retiro, ya que no afecta la función del ovario.

Al estar dentro del útero, no requiere que la usuaria se acuerde de tomarlo, así que nos brinda protección eficaz y continua. Con un efecto adicional, según en estudios observacionales, en los que contribuye a la disminución del riesgo de progresión en infecciones por el Virus de Papiloma Humano, cuando hablamos de T de cobre.

Existen dos grandes grupos de estos dispositivos, no hormonales o con cobre y hormonales, todos con progestágenos.

En el grupo de hormonales además contamos con tres presentaciones diferentes, de tamaño y concentraciones diferentes que se eligen de acuerdo con la edad, al tamaño uterino y a las necesidades de cada paciente, según lo consentido con su ginecólogo de confianza, en consulta.

Este grupo permite tener reglas menos abundantes, mucho menos dolorosas y en algunas pacientes, sobre todo con los de mayor concentración hormonal, la regla desaparece. Un efecto deseado en aquellas mujeres con anemia crónica, que nos permite contribuir a restablecer sus valores normales de hemoglobina.

Ciertamente la inserción del dispositivo requiere acudir al médico, así como también su retiro; pero bien puede programarse en la consulta ginecológica anual.

Debemos controlar en consulta la posición del mismo, que es lo que se relaciona con el riesgo de pérdida en la protección. Hay pacientes que lo expulsan inadvertidamente en una regla abundante, y por eso es tan importante no sólo aprender a tocar los hilos que dejamos en el canal vaginal; sino no dejar de acudir a los controles.

Para conocer mucho más de este y otros temas de interés, te espero en mis redes sociales @Dramantellini.

NOTICIAS RELACIONADAS
¿Parto natural o Cesárea?
Las pacientes primerizas sobre todo, se hacen esta pregunta a lo largo del embarazo, y lo cierto es que no hay una respuesta igual para todas. La vía del parto es...
Seguir leyendo
Alzheimer o cambios típicos de la edad: Mira aquí las diferencias
En el mes de septiembre, donde hacemos más visible esta enfermedad, es adecuado saber cuáles son los primeros...
Seguir leyendo
Apoyo psiquiátrico: Necesario para enfrentar una cirugía
La primera noche en el viejo hospital resultó muy difícil para Maturín; le fue imposible conciliar el sueño, repasaba en su mente todas...
Seguir leyendo
El Alzheimer, la nueva epidemia del siglo XXI
El Alzheimer es la principal causa de deterioro cognitivo en el mundo y una de las 10 principales causas de discapacidad, dependencia y...
Seguir leyendo
Anemia en la mujer y sus implicaciones ginecológicas
La anemia es una condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos o hemoglobina en relación con los valores normales....
Seguir leyendo