Por: Génesis Bastidas
13 Ene, 2022 - 8:19 pm

Luego de dos años de arduo trabajo, la Policía de Alemania logró liberar a 65 niños secuestrados por la red más grande de pedofilia en ese país. Las víctimas tenían entre tres meses y 17 años.

Asimismo, las autoridades lograron identificar a 439 miembros de la red criminal que actuaba en toda Alemania. “Hemos identificado sospechosos de todas las clases sociales”, detalló el jefe del grupo de investigación Michael Esser. “Gente que se ganaba bien la vida y personas muy instruidas”, así como “gente humilde”, añadió.

Las autoridades precisaron que en la red de pedofilia usaron más de 30.000 seudónimos, por esa razón, no se pudieron rastrear hasta dar con sus identidades reales a muchos de ellos.

Según los investigadores, en la mayoría de casos, los sospechosos actuaban en el entorno familiar más próximo, según Deutsche Welle.

Los niños lograron identificarlos en la indagación que comenzó tras incautar una gran cantidad de imágenes y videos de abusos encontrados en 2019 en la ciudad occidental de Bergisch Gladbach.

El caso se mostró tan grande y complejo que se creó una unidad especializada BAO Berg con responsabilidad nacional en Alemania. BAO significa “estructura organizativa especial”, un gran equipo de investigadores que la Policía suele utilizar para la toma de rehenes o los ataques terroristas.

El jefe de la red violaba a su bebé de tres meses

La justicia alemana condenó a 13 pedófilos durante la investigación, entre ellos a Jorg L. de 40 años, líder de la red. Lo detuvieron en 2019 y lo condenaron en octubre de 2020 a 12 años de prisión.

Jorg L. violaba a su única hija. La pequeña sufrió “abusos severos” desde los tres meses hasta los tres años de edad, momento en que la liberaron. El pedófilo fotografió o filmó la mayoría de sus crímenes y pasó las grabaciones a compañeros de chat.

La primera agresión de la que hay pruebas documentadas ocurrió el 23 de julio de 2018. La pequeña tenía un año y tres meses. Jorg L. fue acusado de decenas de abusos sexuales a menores y difusión de pornografía infantil.

Los policías han necesitado ayuda psicológica tras ver los abusos

El jefe de BAO Berg, Michael Esser, contó que sus empleados a menudo han terminado consternados. “Todos han visto y oído un sufrimiento tremendo”, lamentó. “Tres colegas no pudieron más y todos nosotros hemos recibido apoyo psicológico”, añadió.

“Todo eso es muy difícil de soportar. Espero que ahora estos niños obtengan la ayuda que necesitan de la sociedad, entonces nuestro esfuerzo habrá valido la pena”, culminó.

NOTICIAS RELACIONADAS
Ecuador entrega informe a Colombia sobre nexos con Alex Saab
Este martes, cuatro legisladores ecuatorianos entregaron al presidente de Colombia, Iván Duque, información sobre supuestas operaciones...
Seguir leyendo
El Gobierno de EE.UU. busca la libertad de los seis de Citgo, según Blinken
El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, anunció que desde el “más alto nivel” del Gobierno de...
Seguir leyendo
Arrastró a una persona por la calle y terminó entregándose +Video Viral
El pasado lunes 10 de enero, las autoridades francesas detuvieron a un hombre que arrastraba peatones por las...
Seguir leyendo
Un enero de masacre en Arauca, la trinchera de guerrillas
El año arrancó teñido de sangre en el Arauca, un departamento colombiano fronterizo con Venezuela. La zona ha sido históricamente...
Seguir leyendo
¡UNA ESPERANZA! Ecuador lanzará plan para regularizar a venezolanos
El Gobierno de Ecuador prevé anunciar este mes  su plan para favorecer a la migración venezolana con su...
Seguir leyendo