La fundación para atender estos casos y darle respuesta oportuna a la necesidad del niño hace “una visita social, se busca al niño y se recluta”.

Por: Wisleidy Zapata
17 Sep, 2021 - 6:52 pm

En el estado Mérida, Venezuela desde hace 40 años la Fundación Don Bosco atiende diariamente a los niños más necesitados de la región. «El programa da respuesta a las necesidades básicas de alimentación, salud y vestuario y donde apoyan otros elementos como: convivencia, recreación y educación (formal, extraescolar) y el desarrollo personal como elemento articulador y expresión concreta de la razón y la religión».

Cima360news.com conversó con los directivos y la psicopedagoga de la fundación para conocer más de cerca todos los detalles y las carencias que tiene la casa hogar, ya que en este momento los recursos para atender a los niños se agotan. 

La psicopedagoga de la Fundación Don Bosco en Mérida, Decsy Pineda, dijo que el programa para atender a los niños se lleva a cabo por las donaciones “anteriormente llegaban muchos donativos ropa, comida, dinero, juguetes, de todo, pero desde hace unos años para acá la situación ha ido cambiando” ya que en este momento no se recibe ningún tipo de ayuda. “La ayuda internacional que recibíamos, también ha mermado”

Hay 30 niños varones

“Tenemos 30 niños varones, en este momento, bajo nuestro cuidado. Hay que darle desayuno, almuerzo, cena, dos meriendas. Además, si se enferman se llevan al médico, si les duele una muela se llevan al odontólogo, si necesitan consultas psicológicas se les paga”, informó la psicopedagoga de la fundación

Niños en pobreza extrema

La fundación cubre todas las necesidades y la psicopedagoga Pineda explica que “a los niños se les da todo, desde sus cosas de higiene personal hasta ropa y zapatos. El requisito principal para que un niño sea atendido en la casa hogar es que sea de pobreza extrema o en situación de riesgo”.

“La situación de riesgo quiere decir que un niño se encuentre en un ambiente muy tóxico, en alcohol, drogas, violencia doméstica, prostitución o pobreza extrema como los niños que viven en la calle a orillas del río o debajo de un puente”, expresa Pineda.

La fundación para atender estos casos y darle respuesta oportuna a la necesidad del niño hace “una visita social, se busca al niño y se recluta”. La casa hogar se encarga de todo lo demás, los pequeños viven dentro de la fundación.

Aunque los 30 niños que se encuentran en estos momentos dentro del programa tienen familia, es decir, un representante, situación que no ha sido igual años anteriores.

En el mes de agosto los niños tomaron vacaciones, es decir, sus familiares se los llevaron a sus hogares, pero la fundación continúo con el seguimiento y todas las semanas llevaba a las casas de los niños los alimentos (huevos, mortadela, queso, arroz, pasta) lo necesario para garantizar la alimentación del  niño, “para asegurarnos de que el niño no pase hambre”.

En septiembre vuelven al programa y no hay recursos para atenderlos

La fundación se encarga de inscribir a los niños en escuelas públicas cercanas a la casa hogar para garantizar la escolaridad del pequeño. En la actualidad, el programa atiende a niños de 7 a 12 años, (han tenido casos de niños de 6).

Escolaridad hasta sexto grado y mas…

Según los reglamentos de la Fundación Don Bosco los niños deben estar en la casa hogar hasta que salen de sexto grado, “pero han ocurrido fenómenos que salen de sexto grado y siguen yendo a la fundación y nos encargamos de buscarle internados como en Fe y Alegría”. Aunque vuelven a hacer las tareas, o sea, están semi internos “acceden a las computadoras y también se les da todo lo que necesitan”.

“Este año tuvimos un joven de 16 años con nosotros que sigue asistiendo a la fundación, aunque en este caso, tenemos que montar un plan diferente con responsabilidades. Este año tuvimos 5 muchachos de bachillerato entre 1ero a 4to año”, comentó.

Las ayudas internacionales se acabaron este año

Aunque, la Fundación Don Bosco en Mérida por muchos años recibió ayuda monetaria internacional para poder atender y cubrir las necesidades de los niños, este año se acabó esa donación. La casa hogar trabaja de la mano con la AVEC y esta institución ayuda a que los profesores y demás voluntarios de la fundación perciban un algo de dinero, el sueldo de 3$ mensuales, por ello con las ayudas que se reciben le dan unos “bonos al personal de 25$” para que no abandonen la fundación.

La Fundación cuenta con una estructura ideal para los programas que brindan

No sólo los niños en situación de riesgo o pobreza extrema son atendidos en la fundación, ya que “se dictan cursos de capacitación laboral a jóvenes y adultos desertores del sistema educativo”.

Los cursos que ofrecen son:

  • Peluquería
  • Barbería
  • Reparación de computadoras
  • Gestiones de herramientas tecnológicas
  • Cocina
  • Panadería
  • Cocina para eventos
  • Corte y costura

La mayoría de las personas que reciben estas capacitaciones son las madres de los niños o algún interesado en aprender de la comunidad. Estos cursos son financiados por la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), por ello la fundación no puede generar ingresos.

Así son las rutinas de los niños en la casa hogar

Las estructuras y los programas diarios cambian y siempre son planificados con anterioridad. Los niños reciben clases de música, huerto, experimento,  de valores y títeres. Un profesor de yoga le da clases dos veces por semana.

Cuando hacen talleres separan a los niños por grupos, ejemplo: un profesor se lleva a un grupo a hacer manualidades, con otro hacen juegos tranquilos y con otro hacen deporte y después se rotan

 Comienza el día con “Los buenos días”

“Los buenos días” es una reunión de lo que se hará en el día

7:00 am Se levantan, se cepillan los dientes y cumplen con una rutina básica muy sencilla como: barrer el patio y los alrededores, desocupar la papelera, tender las camas, estos oficios duran una hora aproximadamente.

8:00 am Pasan al desayuno que siempre está acompañado con proteína, carbohidratos, frutas. “Intentamos que los desayunos sean lo más completos posible”

9:00 am Van al huerto y siembran, o van a clases de música o hacen un experimento.

10:00 am Van a merendar

10:30 am Hacen las tareas

12:00 pm Suben a la casa a lavarse las manos

12:30 pm Almuerzan

1:00 pm Descansan y en la mayoría de los casos duermen

2:00 pm Empieza la jornada de la tarde con eventos deportivos o clases de cocina, talleres de artesanía.

4:00 pm Meriendan

4:30 pm Actividad libre: Suben a la cancha a jugar, juegos de mesa o ven televisión.

6:30 pm Se bañan y se colocan la pijama.

7:30 pm Cenan

8:00 pm Ven una película, comiquita o serie educativa

“Las buenas noches” es un recuento del día, los niños rezan hacen una oración y se cepillan los dientes

9:00 pm A dormir

Conoce la historia ¡de la idea a la realidad!…

La fundación empezó hace 40 años con un proyecto de bachillerato, “ellos empezaron con 8 chicas, de las cuales hay 4 al frente: Mayra, Emilia, Natty y Zully, les dijeron que buscarán una situación social que ellas consideraban que podían ayudar y consiguieron 8 niños limpiabotas en la Plaza Bolívar, los recogieron de las calles y cada una llegaron con los muchachos a sus casas”. Con esta iniciativa arrancó la fundación y hasta hoy en día ha crecido mucho, en la página web oficial Fundación Don Bosco Mérida-Venezuela  está documentado todo el recorrido de estos 40 años.

“Tenemos muy buenas estructuras”, porque los terrenos fueron donados, “mientras la fundación exista le pertenece a la fundación, en el momento que la fundación desaparezca perdemos los terrenos”.

Entérate qué necesita la fundación para seguir atendiendo a los niños más necesitados de la región

Para atender a los niños se necesita, el pago del personal que son, por lo menos, tres guías diarias, es decir, un responsable y dos personas más “porque 30 niños no pueden estar solos en una casa” y todo lo necesario para atender a los pequeños, como: comida, artículos de aseo personal, medicinas, ropa y calzado.

Tanto la página web de la fundación como las redes sociales, muestran cómo han sido estos 40 años, con fotos, relatos y las cuentas bancarias oficiales donde cualquier persona que desee colaborar lo puede hacer.

«También recibimos ayuda mujeres, porque las mamás de esos niños no tienen zapatos ni pantalones, ni ropa interior no tienen nada. Cuando recibimos ropa para mujeres se organiza y se le da a las madres y a las hermanitas», acotó.

Crisis del país los ha tocado

La situación estos últimos años ha cambiado tanto, que antes se atendía un niño por familia «y ahora atendemos hasta tres miembros de la familia, hermanitos».

Mayra Liendo, forma parte de la junta directiva de la fundación, tiene 20 años brindándole una mano amiga a los niños “atendemos a niños que dejaron sus padres que se fueron al extranjero, son dejados por sus abuelas y son las que nos piden ayuda”

En 40 años la fundación ha atendido alrededor de 300 niños y estos años en pandemia la casa hogar ha albergado hasta adolescentes.

“La próxima semana va un nuevo grupo de niños a la fundación a ver si se adaptan, porque en ocasiones muchos niños lloran al entrar en un ambiente nuevo”, expresó.

Liendo, comunica que “una de las donaciones que más necesitamos es de medicinas, ya que no tenemos nada para atender a los niños”. En los programas que tiene la fundación, el personal colabora con lo poco que tiene para buscar medicinas y calmar las dolencias que puedan presentar los niños.

A veces los niños necesitan estudios especiales y la fundación no cuenta con el dinero para realizarle los exámenes médicos en centros asistenciales privados. Por lo que, el tema de salud en los más pequeños es vital.

La Fundación Don Bosco en Mérida tiene 40 años ayudando y educando a los niños, en una oportunidad tuvieron 80 pequeños. La satisfacción que tienen las voluntarias es que muchos niños hoy en día son personas de bien, lograron regenerarse y no volvieron más a las calles ni tienen ningún vicio. También, ayudan a la fundación.

NOTICIAS RELACIONADAS
«Somos ciudadanos a merced del hampa»: Comerciante en Bellas Artes denunció ataque
A través de un video difundido por redes sociales, Jonathan Ochoa, denunció que...
Seguir leyendo
Pensionados y jubilados en Venezuela condenados a la miseria: ¡La pena de llegar a Viejo!
Un kilo de queso en alguna partes de Venezuela está entre 15 Bs y 20 Bs, un...
Seguir leyendo
Colombia y Venezuela: Jorge Rodríguez informó sobre una propuesta diplomática
Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional Chavista, anunció este miércoles que recibió una...
Seguir leyendo
Tibisay Lucena es la nueva ministra de educación
La expresidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, vuelve a estar en boca de los venezolanos porque fue designada por...
Seguir leyendo
Encuentran muerto a recluso que había recibido arresto domiciliario
El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) delegación Maracay, inició las...
Seguir leyendo