La última vez que la administración madurista dijo algo sobre el parque eólico de Paraguaná fue a mediados de 2019, cuando reveló que estaba “recuperando” el funcionamiento de 14 de los 30 aerogeneradores, sin aportar mayor detalle sobre las fallas.

Por: Rafael Arias
1 Sep, 2021 - 6:33 pm 0

El proyecto que sirvió de propaganda bandera para Hugo Chávez y que proporcionaría la generación de energía eléctrica limpia en 2006 fue la construcción de Parques eólicos en Venezuela, pero sólo trajo corrupción, despilfarro y pérdidas por el orden de los 700 mil millones de dólares, según investigación de Irene Revilla, Lisbeth Miquilena y Eira González.

Generaría 100 megavatios al Sistema Eléctrico Nacional para proveer energía a 33.000 viviendas, sin embargo, 15 años después el potencial eólico del país sigue siendo una quimera.

El programa Sembrando Luz también inició la construcción de dos parques eólicos con una capacidad inicial de 25 megavatios (MW) y 75 MW en Paraguaná y La Guajira respectivamente. Luego se anunció que podrían generar 100 MW y 500 MW.

“El Parque Eólico de Paraguaná será el primero que inauguremos el próximo año”, prometió Chávez en noviembre de 2006.

Como también sucedió con centrales hidroeléctricas, represas y termoeléctricas, gobernadores, alcaldes y ministros anunciaban nuevas fecha de inauguración que no se materializaban.

Cuatro años después, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) anunció que comenzaba la construcción de las bases para los 24 aerogeneradores.

Crónica de un país sin luz

En esta sucesión de fechas de culminación, a la que sumaron cifras contradictorias sobre la capacidad instalada o el número de aerogeneradores, se agregó un cambio en el contratista del parque, según reportó la publicación económica El Estímulo.

De la empresa española Gamesa inicialmente contratada pasó a la argentina Impsa, también encargada del parque eólico La Guajira y hoy extinta tras declararse en quiebra por falta de pagos desde Venezuela.

Cortesía

La Ilusión de «El Guri eólico»

En 2013, el entonces ministro de Energía, Jesse Chacón, prometió resolver los problemas eléctricos más urgentes en 100 días, ilusionó al país con lo que llamó “El Guri eólico”.

La promesa era equiparar lo generado por la principal fuente de electricidad del país, la central hidroeléctrica del Guri, responsable de 60% de la oferta eléctrica nacional, con aerogeneradores en el mar que producirían 10 000 MW.

Ese año, Venezuela registró su pico de demanda eléctrica con 18 696 MW.

La promesa era, al mismo tiempo, que el viento resolvería todos los problemas de apagones, que desde 2010 afectaban al país.

La caída del precio del petróleo y el inicio de la recesión económica,  contribuyó que la demanda eléctrica disminuyera hasta los 10.948 MW en 2019, según la Asociación Venezolana de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos (Aviem).

Cifras del Ministerio de Energía Eléctrica para finales de 2014 reportaban una capacidad instalada en el país de 30.467 MW, de los cuales 14.879 MW son hidráulicos, 15.477 MW térmicos y 50,20 MW eólicos, así como 3388 sistemas de energía solar, ocho térmicas aisladas y seis microcentrales hidroeléctricas, para un total de 60,82 MW instalados.

Parque de la chatarra

Un sinfín de hurtos se han registrado en el parque eólico de Paraguaná y sus estaciones meteorológicas para llevarse el cobre y luego venderlo como chatarra.

Registros de prensa regional indican que desde el 2016 se están haciendo detenciones en torno a estos casos.

Uno de los hurtos más grandes se descubrió en enero de 2019, cuando el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, subdelegación Punto Fijo, logró la detención de cinco hombres y recuperó 2.300 kilos de cableado eléctrico perteneciente al complejo.

Madurismo no habla

La última vez que la administración madurista dijo algo sobre el parque eólico de Paraguaná fue a mediados de 2019, cuando reveló que estaba “recuperando” el funcionamiento de 14 de los 30 aerogeneradores, sin aportar mayor detalle sobre las fallas, el porqué dejó de funcionar o los robos reportados en la zona.

Cortesía

Además de esto, dos proyectos solares a base de paneles comprados a China descansan abandonados sin producir electricidad.

Venezuela posee una fábrica de paneles solares y pequeños aerogeneradores llamada Unidad de Energía Renovables Venezuela (o Unerven) desde 2013.

Levantada en Paraguaná, en las cercanías del parque eólico abandonado, recibió una visita en 2018 de Héctor Herrera Jiménez, entonces director general de salud de PDVSA, quien falleció por covid-19 en septiembre.

Energías renovables: Ejemplos de eficiencia en el mundo

Durante el primer semestre de 2021 entraron en funcionamiento seis parques eólicos marinos en el mundo, en China, Dinamarca, Países Bajos y Taiwán, reseñó el portal energías renovables.

El tamaño medio de estos nuevos parques es de 261 MW, frente a los 254 MW del primer semestre de 2020, según el informe del World Forum Offshore Wind (WFO), que también destaca que con esta nueva capacidad, las instalaciones mundiales de energía eólica marina alcanzaron los 34 GW a finales de junio de 2021.

En total, ya hay 169 parques eólicos marinos operativos en el mundo, de los cuales 110 están situados en Europa, 57 en Asia y 2 en EE.UU.

El Reino Unido sigue siendo el mayor mercado, con 10,4 GW de capacidad total instalada, pero China adelantó en el primer semestre del año a Alemania y ya ocupa el segundo puesto mundial en eólica marina, con 7,9 GW de capacidad operativa frente a los 7,7 GW con que cuenta Alemania, que no ha añadido este año nuevos megavatios eólicos.

China, por el contrario, instaló 834 MW, y tiene otros 5,4 GW en construcción.

Otro país a destacar es Taiwán, que completó con éxito en junio su segundo parque eólico marino a escala comercial, Changhua Phase 1 (109 MW), y está construyendo otros 640 MW.

En Holanda, en construcción hay 383 MW. Según el informe de WFO, en total en todo el mundo se están construyendo más de 10 GW eólicos offshore, en parques cuyo tamaño medio ronda los 420 MW.

WFO indica que los números registrados en el primer semestre del año reflejan una desaceleración en el crecimiento global de la eólica marina, probablemente a consecuencia de la pandemia, pero estima que en el segundo semestre la construcción de eólica offshore se acelerará.

NOTICIAS RELACIONADAS
Operación Aurora: familia del primer teniente Franklin Caldera alza su voz en la campaña SOS Libertad
...
Seguir leyendo
Así celebran los dictadores su cumpleaños ¡Te sorprenderá!
Este 23 de noviembre, Nicolás Maduro, celebra su cumpleaños número 59, por eso, las autoridades venezolanas...
Seguir leyendo
Periodistas venezolanos quedaron relegados a trabajadores informales censurados y sin beneficios de ley
...
Seguir leyendo
Simplemente Carmen Julia: una historia personal y profesional cargadas de buena energía
Desde los tres años, Carmen Julia Álvarez ha vivido en el mundo de la actuación,...
Seguir leyendo
Hacer Periodismo en dictadura: Riesgo de persecución y muerte
"El periodismo es una de las profesiones más peligrosas del mundo", así lo señala el magistrado de la Corte...
Seguir leyendo