“La comunicación de la empresa ante la acción de Supersociedades fue vista con malestar. Generó incomodidades que yo le manifesté al interno de la junta, al gerente. También lo conversé con el presidente Guaidó. Hice valer mi posición y la mantengo firme”.

Por: Rafael Arias
14 Sep, 2021 - 8:58 pm 0

Monómeros es una empresa filial de la petroquímica venezolana Pequiven, y considerada como el mayor activo del estado venezolano en Colombia.

Representa alrededor del 40% del mercado de fertilizantes de la nación neogranadina, y su recuperación por parte del interinato, liderado por Juan Guaidó, se dio en medio de una ardua batalla legal y política que podría verse empañada con la puesta en marcha de negociaciones entre el madurismo y la oposición en suelo mexicano; aunado a la puesta en marcha del proceso de intervención de Supersociedades por el presunto “mal manejo”.

Los Antecedentes

El 23 de mayo de 2019 fue juramentada la ingeniero mecánico, Carmen Elisa Hernández, con autorización de la Asamblea Nacional (AN) de 2015. Para el 15 de agosto de 2019 el Contralor General de Venezuela -designado por Maduro-, Elvis Amoroso, informó sobre el “inicio de una auditoría patrimonial y del procedimiento de inhabilitación hasta por 15 años”, entre otros nombres figuró el de la ejecutiva.

Por su parte, Jon Bilbao, gerente de Pdvsa, con treinta años de experiencia en la industria petrolera, entre ellos como director de Pequiven, fue el encargado de presidir la junta directiva que también estuvo conformada a su vez por: Carmen Elisa Hernández, José Alberto de Antonio, Yadid Jalaff y José Ignacio González.

El 13 de abril de 2021 la Comisión Delegada, responsable de la continuidad de los parlamentarios electos en 2015, ratificó la designación Hernández como miembro y presidenta de la Junta Directiva de Monómeros Colombo Venezolanos, S.A., haciendo pública la designación en Twitter.

Mientras tanto, el pasado 6 de septiembre, la Superintendencia de Supersociedades decidió someter al máximo grado de supervisión a la empresa, situación que reavivó los comentarios sobre el mal manejo de recursos y presuntos hechos de corrupción.

El ente colombiano expresó, a través de una nota de prensa, que su intención era “subsanar una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo”.

Reacción en cadena

Las reacciones no se hicieron esperar, y desde la junta directiva se decidió presentar los recursos de ley, con el fin de solicitar que se revoque la decisión.

Ante los desacuerdos internos, Hernández tomó la decisión de separarse de su cargo previa notificación a Juan Guaidó.

“De manera profesional y personal tomé la decisión al haber estado en absoluto desacuerdo en cómo se ha manejado una situación, por decirlo menos descortés, a raíz de una toma de información con la entidad del gobierno colombiano que es la Supersociedades”, declaró en exclusiva para Cima News.

Cortesía

Habló para Cima360News.com

Manifestó estar convencida de que un proceso de control de Supersociedades lejos de hacer daño le generaría a la empresa una protección frente al régimen y a unos potenciales temas financieros que pudieran afectar con más profundidad muy pronto.

“Es mandatorio hacer un trabajo en equipo. Si bien Monómeros es un activo de los venezolanos, es nuestro, no del régimen; por ello es una empresa que durante 54 años, en Colombia, se ha constituido en un pilar fundamental de generación o producción de los agroinsumos, es decir, atiende prácticamente el 40 % del mercado de fertilizantes de Colombia».

Continuó destacando que:  «En cultivos somos casi exclusivos en rubros como: la papa, el café y la palma. Además, con la característica que contamos con una red de distribución de sus productos que permite el acceso a 800 mil pequeños agricultores en las veredas de Colombia. Tenemos la capilaridad en nuestro sistema de distribución que no lo tienen otras empresas; convirtiéndonos en parte de la seguridad alimentaria de esta nación”.

Posición estratégica

Hernández reafirma que Colombia es un país, catalogado por la FAOV, como uno de los que va a ser defensa en la producción de alimentos para el planeta.

“Todavía queda mucho territorio agrícola por explotar. De ahí la posición tan estratégica de Monómeros”.

“En Venezuela la agricultura ha sufrido grandes golpes, Nosotros hemos tenido muchas conversaciones con Fedeagro, y con productores venezolanos que extrañan y quieren el fertilizante de Monómeros allá pero el régimen no nos permite exportar a los privados en Venezuela. Nunca lo va a permitir mientras Monómeros no esté controlada por ellos”.

Calificó el activo como clave mañana en la recuperación del agro venezolano.

“Yo siempre he visto a Monómeros como esa bisagra que va a conectar el agro colombiano con el venezolano cuando tengamos democracia”.

Dejó en claro que pese a los intereses foráneos la empresa no estará en venta mientras continúe bajo la administración de Guaidó

“Siempre ha habido el interés por parte de grupos económicos colombianos de comprar Monómeros, pero bajo el gobierno interino no está ni va a estar en venta. Monómeros nace como una empresa binacional. Tenía propiedad compartida. En algún momento el presidente Uribe pone en venta la parte de Colombia y es comprada por Venezuela y hoy en día es 100 % capital del Estado venezolano”.

Incertidumbre vs oportunidad

Insiste que desde el madurismo se ha querido sembrar la duda e incertidumbre en los venezolanos haciendo ver que la intervención de Supersociedades es para expropiar o robar.

“Cuando cualquier empresa en Colombia, sin importar el tamaño, está bajo vigilancia de Supersociedades. Es un ente de supervisión del correcto rumbo y ejecución del negocio. El ente al entender que una empresa tiene algún inconveniente en sus estados financieros o posee problemas de reputación entonces cómo no van a ofrecer una resolución de control para decir que están ahí para ayudar a construir un plan para proteger el activo del accionista en Venezuela que la quiere de vuelta. Lejos de ver esta resolución como una amenaza la veo como una oportunidad de trabajo en conjunto con el Estado colombiano”.

Problemas sobre la mesa

La ejecutiva no niega que la empresa desde el momento en que fue asumida por su administración ha pasado por situaciones difíciles e innegables ante cualquier ente responsable de autorías.

“Entre el seis y nueve de junio el ente envió unos funcionarios, quienes tomaron la información financiera así como de mercados. No podemos perder de vista que estamos frente a una situación en Colombia crítica por el tema de los paros. Si bien, para Monómeros no fue un impacto significativo porque no hizo que dejáramos de vender”.

“Sin embargo, hay un ciclo de muy alto costo en los commodities. Toda esa materia prima que nosotros requerimos procesar para producir nuestros fertilizantes están a unos niveles de costo sumamente elevados. Es una realidad que para la empresa no ha sido posible obtener financiamiento de la banca privada en estos dos años y medio de gestión, precisamente por esas diferencias y esos temas políticos.”

Señaló que esa “realidad” motivó a Supersociedades a buscar información y tomar datos financieros, comerciales, administrativos y legales.

Cortesía

«Busquemos soluciones»

“Fue en función de todo ello, que consideraron que hay un riesgo importante por el cual Monómero pudiera entrar en problemas financieros”.

“Esa es la labor de la Supersociedades. Es la acción que le autoriza el presidente de la República, por lo cual tienen esas competencias. De esta situación nace mi diferencia diametral con el resto de la directiva y la administración de la empresa. dando incluso la respuesta de la empresa de forma pública, sin mi debido consentimiento, agrediendo a Supersociedades y afirmando que la información que ellos manejaban no era la correcta. Mi postura era sentémonos con ellos en el marco del control, busquemos soluciones, hagamos un plan de trabajo; porque esto es un tema político muy complejo”.

Manifestó que los bancos ya estaban ahuyentados antes de hacerse pública la medida de Supersociedades.

“No nos habían dado crédito, pero desde el momento en que la dictadura de Maduro dice que quiere de vuelta Monómeros los mercados se asustan”.

“La comunicación de la empresa ante la acción de Supersociedades fue vista con malestar. Generó incomodidades que yo le manifesté a lo interno de la junta, al gerente. También lo conversé con el presidente Guaidó y quedó de pronunciarse en las próximas horas. Hice valer mi posición y la mantengo firme”.

Explicó que tras su salida se debe designar a la persona que ocupará su vacante y que debe ser designada desde el parlamento.

“La junta directiva está compuesta por cinco miembros y un suplente. La siguiente acción es que la AN (de 2015) nombre a una persona que me sustituya y elija a la persona encargada. Esta puede salir del seno de los que aún permanecen o de otra persona que nombren”.

De cara al futuro

Pese a los rumores de su salida de territorio colombiano o el temor ante algún procedimiento legal que pudiera surgir, Hernández deja en claro que piensa establecer comunicación directa con el organismo que le haga alguna solicitud.

No pienso irme de Colombia, y estoy a la disposición de cualquier autoridad colombiana que requiera de mi información. Yo tengo siete años residenciada en Colombia con mi familia. Acá tengo mi patrimonio actualmente. Como muchos venezolanos salimos perseguidos por el régimen. Dentro de mis planes está seguir en mi actividad privada, desde los espacios conocidos y trabajando en pro de los migrantes venezolanos radicados acá. Estoy nuevamente en el mercado laboral poniendo a disposición mi conocimiento y experiencia”.

Ante la posibilidad de volver a trabajar con Guaidó o con un gobierno democrático en el futuro del país la ejecutiva no descartó ninguno de los escenarios.

“Desde que salí de Venezuela mi objetivo es poder regresar pero en democracia. Ellos saben que estoy a la orden. Ya ellos determinarán en qué posición pudiera yo trabajar según mis capacidades”.

Cupos de participación política

El economista y miembro de Gente del Petróleo, Juan Fernández, aseguró que ante todo cualquier activo de la nación en donde hay un alcance del gobierno interino, no solamente de Monómeros, debe actuarse en base a ellos y no a cuotas de interés político.

«Esto que se ha hecho por parte del Estado colombiano refleja que existen muchos errores que deben corregirse en relación al nombramiento de personas por cupos de participación política y no basados en el interés objetivo de las empresas del país. Por ello estamos recogiendo estas tempestades».

Agregó que no niega que hayan personas en su junta directiva que tengan los méritos requeridos pero no descarta que hay otras sin la pericia necesaria.

«Esta situación se repite en administraciones como la de PDVSA Ad Hoc, Citgo (…) Eso lo observa también el mercado en el cual ello están trabajando, las instituciones y las empresas que son competidoras; así como los mercados financieros. Todos evalúan y si no gozan de calificaciones afecta la valoración de las mismas«.

NOTICIAS RELACIONADAS
Operación Aurora: familia del primer teniente Franklin Caldera alza su voz en la campaña SOS Libertad
...
Seguir leyendo
Así celebran los dictadores su cumpleaños ¡Te sorprenderá!
Este 23 de noviembre, Nicolás Maduro, celebra su cumpleaños número 59, por eso, las autoridades venezolanas...
Seguir leyendo
Periodistas venezolanos quedaron relegados a trabajadores informales censurados y sin beneficios de ley
...
Seguir leyendo
Simplemente Carmen Julia: una historia personal y profesional cargadas de buena energía
Desde los tres años, Carmen Julia Álvarez ha vivido en el mundo de la actuación,...
Seguir leyendo
Hacer Periodismo en dictadura: Riesgo de persecución y muerte
"El periodismo es una de las profesiones más peligrosas del mundo", así lo señala el magistrado de la Corte...
Seguir leyendo