Solo en el consulado de Medellín el Estado venezolano debe alrededor de 100 mil dólares de alquiler acumulado desde el año 2019

Por: Rafael Arias
6 Sep, 2022 - 2:52 pm

Oficinas consulares venezolanas en ruinas, deudas, y más de dos millones de ciudadanos con trámites paralizados, es la realidad de la migración venezolana en Colombia. Una situación que permaneció en silencio durante el gobierno de Iván Duque y los representantes del interinato de Juan Guaidó en el vecino país.

Tras el rompimiento de las relaciones bilaterales entre ambos países en 2019 todas las sedes diplomáticas fueron abandonadas. Incluyendo, la embajada en Bogotá y nueve consulados ubicados en todo el país.

De acuerdo con el portal La Silla Vacía el consulado de Venezuela en Bogotá es propiedad del Gobierno venezolano; a diferencia de otros predios en Medellín, Barranquilla y Bucaramanga estaban alquilados.

Con la llegada a la presidencia de Gustavo Petro en agosto se propició el restablecimiento de las relaciones y la entrega de las cartas credenciales de sus respectivos embajadores: Armando Benedetti, enviado a Caracas por Petro. Y Félix Plasencia, representante del régimen de Nicolás Maduro en Bogotá.

Al punto del colapso

El consulado venezolano en Bogotá sufrió recientemente un incendio en el interior de la casa, cuyos rezagos son apreciables sobre todo en el techo. Reseñó EFE en un recorrido reciente desde el lugar.

También, las paredes internas de la edificación están llenas de grafitis. Asimismo, hay ropa de indigentes que convirtieron los espacios en su morada. El área de los baños está en precarias condiciones y hay basura regada por las habitaciones.

La casa está desvalijada. No hay muebles, debido a que personas inescrupulosas entraron por las noches y se fueron llevando todo lo que pudieron.

El día que el equipo de EFE estaba recorriendo las instalaciones, una delegación de la embajada venezolana (dirigida por Plasencia) señaló que harían una revisión estructural de la sede para empezar a trabajar en su pronta recuperación.

Ronald Rodríguez, del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, dijo a La Silla Vacía que Colombia tiene una responsabilidad en la destrucción del consulado; por no haber puesto cuerpos de seguridad para cuidar esas infraestructuras. Tal y como lo señala la Convención de Viena.

El despacho de Plasencia

Plasencia confirmó a VOA que se encuentra despachando desde un edificio al norte de la ciudad. Al consultarle sobre las condiciones de las sedes administrativas venezolanos respondió que serán reacondicionadas y activadas.

​“Estamos en empeño de resolver todo y poder estar en condiciones activas; en Bogotá tenemos varias propiedades históricas que vamos a rescatar después del irresponsable maltrato y afectación mezquina”. Dijo.

¿Dónde estuvo el interinato?

Luego de las renuncia del embajador de Guaidó, Humberto Calderón Berti y del canciller del gobierno interino, Julio Borges, el encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Colombia, Eduardo Battistini, asumió las riendas de algunas funciones consulares.

Durante la administración de Duque, no se asumió la responsabilidad por el mantenimiento de las sedes y el interinato no asumió la administración de ninguna residencia. Además, sólo brindó algunos servicios consulares con el apoyo de las autoridades gubernamentales colombianas.

Los únicos documentos que expedía el gobierno interino en Colombia son: certificados de documentos universitarios, fe de vida, carta de soltería, certificado de partida de nacimiento. Así como emisión de partidas de nacimiento, únicamente para niños nacidos en Venezuela que no pudieron ser presentados y en riesgo de caer en la apatridía.

Deuda millonaria en Medellín

El Estado venezolano tienen actualmente una deuda de 425 millones de pesos (casi 100 mil dólares). Por concepto de alquiler atrasado en la sede del consulado venezolano de Medellín.

Cortesía

Según Jairo Vélez, a su madre Consuelo Berrío, desde hace 40 años sus padres han negociado directamente con el cónsul de turno los cánones a través de contratos autenticados en notaría. Reseñó El Colombiano.

“Se fueron sin entregar llaves y no dejaron a nadie que girara los dineros así la sede no estuviera abierta”, agregó.

En la cláusula quinta del último contrato firmado entre ambas partes y que señalaba que «cualquier daño bajo responsabilidad del cuerpo diplomático será cubierto por ellos».

Al igual que la sede de Bogotá, esta vivienda presenta daños estructurales por efecto del paso del tiempo.

NOTICIAS RELACIONADAS
Vecinos de La Candelaria y San Agustín protestan en plena avenida Universidad por tener 10 días sin agua
...
Seguir leyendo
¿Qué son las ciudades santuario de EE.UU. y por qué se están reubicando a migrantes ilegales en ellas?
...
Seguir leyendo
Sucre: Crecida de río Cachamaure dejó viviendas inundadas en Mejía
En horas de la tarde de este lunes, 12 de septiembre, un total de 10 viviendas resultaron afectadas por...
Seguir leyendo
Colombia: El difícil acceso de las venezolanas al aborto por xenofobia y falta de información
Las barreras de xenofobia y falta de información afectan a las venezolanas que...
Seguir leyendo
Sucre: 50 viviendas resultaron afectadas por lluvias
Un total de 50 viviendas resultaron afectadas tras la presencia de las fuertes lluvias, la tarde de este sábado, 20 de agosto; en la...
Seguir leyendo