Desde el punto de vista epidemiológico, la TH es hasta 20 veces más frecuente en mujeres que en hombres.

Por: Saúl Villasmil
3 Ago, 2022 - 7:59 pm

La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune, multifactorial y poligénica (involucra varios genes). En el inicio de la enfermedad se observa bocio (aumento del tamaño de la glándula tiroides) e hipotiroidismo y luego viene una fase atrófica que lleva a desaparecer el bocio.

La glándula tiroides, produce hormonas particulares en su composición química, son las únicas que contienen yodo en su estructura. El término tiroiditis hace referencia a la inflamación de la glándula tiroidea.

En general, las enfermedades tiroideas de etiología autoinmune (ETA), son complejas y órgano específicas, en las cuales se forman anticuerpos contra antígenos tiroideos (contra la tiroides); su desarrollo es genético, inducido además por factores ambientales.

La enfermedad de Graves-Basedow (EGB) o la tiroiditis crónica de Hashimoto (TCH)

Son las formas clínicas del desorden del sistema inmune contra esta glándula que tiene como característica la infiltración por parte de linfocitos T y B que son reactivos a antígenos tiroideos (los reconocen como extraños); y dependiendo de la célula linfocitaria presente, es lo que lleva al desarrollo de una u otra enfermedad autoinmune.

Desde el punto de vista epidemiológico, la TH es hasta 20 veces más frecuente en mujeres que en hombres.

Esta diferencia en el género no se ha aclarado hasta el momento pero hay hipótesis que plantean que las mujeres muestran un sistema inmune más reactivo que los hombres y esto las hace más propensas a desarrollar la enfermedad.

Los factores clínicos que se han relacionado con esta autoinmunidad tiroidea son el sexo femenino, la edad (generalmente edad mediana de la vida); el número de partos y la relación de los antecedentes familiares de ETA o cualquier otra enfermedad autoinmune en la familia.

Por otro lado, dentro de los factores ambientales se citan el consumo de yodo, el alcohol, el tabaquismo, deficiencias en las concentraciones de selenio (Se) y vitamina D.

Algunos medicamentos que contienen estrógenos se han visto relacionados, así como también algunos antivirales, algunas infecciones virales per se (virus de hepatitis C) y las radiaciones, todo esto sin olvidar el factor estrés.

En casi la mitad de los casos de pacientes con TH, la actividad de la glándula es baja, al menos en el inicio, en la otra mitad la actividad de la tiroides es normal al principio y en muy pocos casos se vuelve hiperactiva aunque termina disminuyendo.

Cuando la actividad de la glándula es baja, suele comenzar una sensación de congestión en el cuello y una hipertrofia indolora de la glándula (bocio), intolerancia al frío, cansancio excesivo, aumento de peso y dificultad para disminuirlo, cabello fino y seco, dolor articular o muscular, dificultad para concentrarse y depresión es lo que suele acompañar la disminución de las hormonas tiroideas. Si por el contrario, hay hiperactividad tiroidea (hipertiroidismo) se suelen sentir intolerancia al calor, palpitaciones y nerviosismo.

Diagnóstico

Para el diagnóstico de la enfermedad es muy importante la historia clínica y familiar pero la base fundamental se encuentra en el análisis de laboratorio donde se valoran las concentraciones de las hormonas tiroideas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3); también de la hormona estimulante del tiroides (TSH).

 La TSH es producida por la hipófisis para estimular la glándula tiroidea.

Además se evalúa la presencia de los anticuerpos antitiroideos como: los anticuerpos antiperoxidasa tiroidea (TPO) que se encuentran en la mayoría de las personas con TH.

Generalmente el médico no necesita de otras pruebas para llegar al diagnóstico definitivo, sin embargo; puede utilizar la ecografía de tiroides para observar el tamaño de la glándula y otros cambios típicos causados por la enfermedad.

Con el paso del tiempo, la mayoría de los pacientes presentan hipotiroidismo y aunque no hay un tratamiento específico se requiere tomar hormona tiroidea generalmente de por vida para controlar tanto las concentraciones hormonales así como el tamaño de la glándula.

Para conocer mucho más de este y otros temas te espero en mis redes sociales @Licbiomol.

NOTICIAS RELACIONADAS
¿Parto natural o Cesárea?
Las pacientes primerizas sobre todo, se hacen esta pregunta a lo largo del embarazo, y lo cierto es que no hay una respuesta igual para todas. La vía del parto es...
Seguir leyendo
Alzheimer o cambios típicos de la edad: Mira aquí las diferencias
En el mes de septiembre, donde hacemos más visible esta enfermedad, es adecuado saber cuáles son los primeros...
Seguir leyendo
Apoyo psiquiátrico: Necesario para enfrentar una cirugía
La primera noche en el viejo hospital resultó muy difícil para Maturín; le fue imposible conciliar el sueño, repasaba en su mente todas...
Seguir leyendo
El Alzheimer, la nueva epidemia del siglo XXI
El Alzheimer es la principal causa de deterioro cognitivo en el mundo y una de las 10 principales causas de discapacidad, dependencia y...
Seguir leyendo
Anemia en la mujer y sus implicaciones ginecológicas
La anemia es una condición en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos o hemoglobina en relación con los valores normales....
Seguir leyendo