Sí algo tiene de particular la historia venezolana, es que mantiene una misma constante. La búsqueda de la libertad. Pero ¿Quién es el responsable de los fracasos, la oposición, el gobierno o la ciudadanía?

Por: Andrés García T.
12 Ago, 2022 - 3:16 pm

Durante las dos últimas décadas en Venezuela, el concepto de libertad, gobierno y poder ciudadano han entrado en una constante redefinición, desde el punto de vista de cada uno de los bandos que hacen vida en el país, y que buscan consolidar o mantener el poder del Estado.

El equipo de Cima360, se dio a la tarea de buscar algunos rostros de la resistencia venezolana y algunos académicos, quienes quizás pudieran acercarnos a una respuesta ante la interrogante ¿existe todavía la resistencia, ella benefició realmente a la lucha por la democracia, y qué panorama le espera al país?

Dos visiones: La razón y la emoción

Dentro de los académicos consultamos al abogado, miembro del Bloque Constitucional, profesor de Filosofía de Derecho en pregrado y postgrado de la Universidad Arturo Michelena, Henry Henríquez Machado, quien señaló que en el país la resistencia tiene dos puntos de vista muy contrarios.

Por una parte, está esa sociedad de mayoritariamente jóvenes que no se identifican con los líderes o partidos políticos, que critican al estatus quo de la oposición. Y otros quienes sostienen que estos grupos solo emplearon violencia desmedida y sin lograr ningún objetivo sino más que la muerte de jóvenes.

«En su momento la resistencia tuvo los campamentos que posteriormente fueron desmontados por Rodríguez Torres, quien fue ministro de Chávez, y actualmente preso por el gobierno de Maduro», puntualiza el profesor universitario.

Mentor de Voces libertarias

Vasco Manuel Da Costa Morales, de 63 años de edad, es un activista y expreso político miembro del Movimiento Nacionalista. Fue preso del régimen venezolano durante tres periodos de su vida, siendo el último el 16 de abril en 2018, hasta el 9 de septiembre de 2020 cuando se le otorga la libertad a medias.

El equipo de Cima360 tiene en exclusiva en video al activista, en una entrevista realizada el pasado 30 de junio, previo al derrame cerebral que sufrió este 6 de agosto.

Vasco, como es conocido entre sus amigos, se autodefine como un pensador político, católico tradicionalista, anticomunista y un perseguido político, quien además fue ganador del premio Sájarov para la Libertad de Conciencia en 2017.

Para 2014, año dorado para la resistencia en el país, fue la segunda detención del politólogo quien fue juzgado por su presunta mentoría a la resistencia venezolana. Ante ello, Vasco manifestó que «yo no solo soy un expreso político, soy varias veces expreso y soy sobreviviente de la tortura, soy sobreviviente de tribunales amañados y sinvergüenzas».

Tiranía socialista

El miembro del Movimiento Nacionalista agrega que en Venezuela «la justicia hace lo que la tiranía quiere, tanto la civil como la militar», comparó el sistema judicial del país como un buffet a la carta que maneja el régimen a su antojo. «Simplemente no existe, el esquema total de justicia en el país hasta el último alguacil en Venezuela, hay que depurarlo; todo está podrido porque solo le sirve a la tiranía socialista».

Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU) en el exilio

Otro de los rostro de la juventud que en su momento lideró el sentir de muchos jóvenes venezolanos, fue Julio César Rivas, presidente fundador de la plataforma nacional de la resistencia JAVU y Premio Lindebrække DDHH y Democracia Noruega 2011. Quien asegura que «la resistencia es quien tiene el propósito de derribar el muro que imposibilita al país vivir en democracia, en libertad y bienestar».

Julio César Rivas, también fue dirigente del Partido Político Proyecto Venezuela

El también Diputado del Consejo Legislativo del Estado Carabobo (2012-2018), ahora en el exilio, en Philadelphia en los EE.UU, desde 2018; mencionó que «la dictadura mantiene a cientos de venezolanos cautivos en el país por razones políticas y a millones desterrados».

Al ser consultado sobre si la oposición venezolana está a la altura del momento político en Venezuela sostuvo que «Tajantemente NO, en estas circunstancias, simular que nada ha pasado y mantener los mismos referentes que nos han llevado a estas dos décadas de fracasos políticos, solo nos condenará a seguir estancados».

Quien difiere un poco de estas posiciones, es el profesor de la Universidad Central de Venezuela y abogado que ha llevado caso de presos políticos, Kelvin Zambrano, que considera que la resistencia en Venezuela nunca ha perseguido un fin claro sino que a su juicio, estos grupos han sido manejados para fortalecer el discurso del Estado venezolano y poder venderse como víctimas de una oposición violenta ante los organismos internacionales.

Miembro de la resistencia, expreso político y legislador

Otro rostro de la resistencia al que tuvo acceso Cima360, es el diputado por el estado Táchira de la Asamblea Nacional, electa en 2015, Renzo Prieto, quien es muestra de lo que pasa en el sistema judicial del país. Su vida política ha transitado por detenciones, encarcelamientos, torturas y hasta por usar la investidura parlamentaria. Y aún así, ser víctima de la violencia sistemática de quienes hoy manejan el poder en la nación.

Torturas, dolor y exilio

En relación a las torturas, tanto Vasco como Prieto coinciden en que un preso político ve los horrores de la crueldad humana a flor del piel bajo el yugo de los verdugos de la dictadura venezolana.

Por su parte, Da Costa narró que durante las múltiples torturas que recibió durante su último encierro; explicó que fue algo que lo marcó para siempre. Fue guindado y sufrió ahogamiento con bolsas plásticas. Y lo despertaban con patadas y electricidad en su cuerpo.

«Uno siente que muere. Nos toca resistir y hacer lo que nos toque hacer, incluso encomendar nuestra alma a Dios. El dolor es tal que la mente se distorsiona. Estuve al lado de otros torturados, y ver su dolor me causó terror y mi dolor causó miedos en mis compañeros de celda; solo pedía fortaleza para afrontar esos horrores», menciona el miembro del Movimiento Nacionalista Venezolano.

Entre tanto, Rivas rememoró que durante su persecución política en el país, «vivió cárcel, allanamientos y hostigamientos hasta su exilio forzado». Destacó que las peores vivencias de la lucha desde la resistencia para él, fue «ver a tantos jóvenes morir, casi niños eso -2017- para mí fue un puñal al corazón y la masacre a Oscar Pérez que me afectó profundamente».

Sostiene que en Venezuela hay una dictadura, y que es la que mantiene «el único poder real en ejercicio».

Mientras que, Henríquez Machado agrega que la sociedad venezolana debe seguir en la búsqueda de alternativas, no solo por lograr un objetivo político sino por sobrevivencia. «en este momento los movimientos sociales serán claves para acciones futuras (…) la sociedad venezolana ya no se siente representada por la dirigencia nacional opositora»

¿Escenario de la Venezuela de 2024?

Vasco avizora que la oposición tradicional va a desaparecer para el proceso o tras el comicio electoral presidencial en 2024. «Para este año deberán pasar cosas interesantes, como que un grupo de opositores van a legitimar al régimen de Maduro para aspirar algunos puestos de poder».

Sostiene que el Ejecutivo venezolano va a utilizar a la oposición, que califica de vendida y será usada como un bagazo, tras cumplir su ciclo de vida. A su juicio, descartó que en ese momento se tenga una alternativa democrática sólida pero sí afirma que desaparecerá lo que se conoce como oposición.

Por su parte, el fundador de JAVU agrega que «la representación en Venezuela no es vigente y requiere de legitimidad dese hace mucho tiempo». Recuerda que el régimen de Hugo Chávez y Nicolás Maduro han perseguido, tortura, encarcelado y hasta asesinado a los referentes principales de la resistencia en el país.

«La oposición decadente, solo ha usado nuestras acciones para negociar con la dictadura algunos espacios de poder. Cuotas para incluso vender a miembros de la resistencia. Se necesita un nuevo liderazgo y una nueva estrategia», sentenció Rivas.

A su juicio, en el 2019 con el ascenso de Juan Guaidó y el gobierno interino; en el país hay un «letargo político, pero para el 2024 hay una especie de esperanza, una que se esta transformando en un momento de posibilidades para el país, positivo», pero acotó que para la resistencia, la simulación de escenarios no es viable.

Agrega que no cree en plazos cortos, y que la oposición y el ciudadano no debería centrarse en el tiempo sino en el compromiso y propósito de lograr el objetivo.

Entre tanto Prieto advierte que el Estado venezolano no estaría dispuesto a deponer el poder en un proceso electoral donde resulten derrotados por la vía democrática. «En el país no hay separación de poderes».

Sin justicia no hay perdón

Por su parte, Vasco calificó que en el país no se cuenta con una oposición a la altura del momento político que vive la nación. «La oposición es parte del gobierno, y le hace el juego al mismo. Esta es la mejor herramienta que tiene el régimen para mantenerse en el poder». Agrega que es necesario el nacimiento de un nuevo liderazgo y oposición que conduzcan un movimiento que salga de las entrañas de la sociedad, y que represente el verdadero sentir y pensar del venezolano.

Advierte también a la resistencia que no se embarquen en «locuras que no van a poder conseguir y que no deben ceder, ante lo que el ser humano no le está permitido ceder. Venezuela necesita que la dignidad y los valores sean el norte».

«La resistencia sigue más viva que nunca pero sin líderes que la lleven a alcanzar los objetivos deseados. Hay miedo entre la resistencia por la represión brutal y sistemática. Lo que es realmente, una invitación indirecta para que se vayan del país. La resistencia no cree en los líderes que promocionan los medios, la resistencia está aguas abajo y esperando su momento para surgir porque no cree en los líderes actuales», explicó ante la interrogante de que si la resistencia dejó de existir o no.

Entre tanto, el líder de JAVU apunta que la resistencia sigue viva «dentro y fuera de Venezuela», y en esta ocasión la presión interna como externas harán ceder el muro dictatorial del país. » Sobre esos escombros construiremos un espacio donde podamos coincidir todos los venezolanos sin ser excluidos ni perseguidos.

«Hemos sido víctimas de la traición de una oposición decadente y objetivo de las agresiones del régimen criminal venezolano. Pero nuestro objetivo valdrá todo para lo que nos hemos sacrificado, esta vez no como relleno usable de politiqueros de oficio sino como líderes de la resistencia que están decididos a lograr la libertad». Agregó que desde la resistencia avizoran presentar su opción para unos comicios presidenciales justos, libres y verificables.

Aunque, Zambrano menciona que «la resistencia en Venezuela debe adaptarse al modelo cultural venezolano, partiendo de que los movimientos de resistencia tienden a una tendencia del arte, que fue una respuesta de la izquierda contra la derecha».

El tiempo y la historia darán el lugar que corresponde a cada quien

Sí en algo coinciden los profesores Machado y Zambrano es en que la manipulación de la resistencia venezolana por parte de individuos sin escrúpulos dañó la lucha para enfrentar al régimen y evitó un avance para el rescate del sendero democrático. Mientras que Da Costa y Rivas, afirman que la resistencia ha sido un instrumento con el que la ciudadanía sigue persiguiendo un objetivo, aunque por el momento sin líderes claros que guíen este movimiento.

Zambrano recuerda que los poderes públicos están atados a la decisión del Ejecutivo nacional, lo cual da claras pistas que una separación de poderes, por el momento solo atiende a los intereses de particulares del partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv). Así que Machado agrega que mientras retorna el Estado de Derecho al país, el ciudadano se encuentra totalmente indefenso.

«Es un problema serio que atraviesa el sistema de derechos humanos en la región, donde vemos casos en Nicaragua y Venezuela, esto nos debe llamar a la reflexión y ver que hemos retrocedido en materia de derechos fundamentales», dijo el profesor Henriquez.

De acuerdo con las cifras de la plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela, establecida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reflejadas en los informes de ACNUR, en 2021 había 4,99 millones de venezolanos en condiciones de refugio en Latinoamérica y en todo el mundo un total de 6,04 millones. Cifras que seguramente quedan cortas para la realidad.

Cada rostro de la resistencia cuenta con una historia, quizás una épica y digna de admiración, otros quizás con algo de recelo y oscuridad en su proceder; pero sí hay algo en el que hay un consenso unánime entre los factores de poder. Una verdad innegable, y es que todavía existe un país que pese al aparataje cubano, iraní, ruso y chino; exista o no la resistencia, no han logrado disminuir el espíritu libertario del venezolano.

NOTICIAS RELACIONADAS
¿Cuánto ganan los trabajadores de cruceros?
La industria de los viajes y el turismo ofrece amplias oportunidades para que las personas obtengan ingresos mientras trabajan en horarios...
Seguir leyendo
Fuera de la burbuja económica: “Tenemos un sistema muy frágil, donde el Estado venezolano abandonó su responsabilidad en salud”
...
Seguir leyendo
¿Cómo es visto el gobierno de Gustavo Petro desde España?
Este 7 de agosto en Colombia asciende al poder Gustavo Petro como el mandatario 108 de esa nación, primer líder de izquierda y...
Seguir leyendo
“Se oyó un estruendo que jamás había escuchado. Luego todo tembló”: A 55 años del terremoto que devastó Caracas
...
Seguir leyendo
Sofía Petro: la hija progresista, polémica y feminista del nuevo presidente de Colombia
Sofía Petro Alcocer es una de los cinco hijos del presidente electo de Colombia,...
Seguir leyendo